BlogFrontek - Ventajas Fachada Ventilada

Un aislamiento efectivo es el elemento esencial en la arquitectura actual. El contar con edificios más eficientes es uno de los principales objetivos a la hora de reducir el consumo de energía. Hay diferentes métodos y sistemas de aislamiento de edificios, que se pueden aplicar a nuevas construcciones o a reformas de edificaciones ya existentes.

Con el tiempo, la fachada ventilada se ha posicionado como uno de los sistemas que mejores resultados ofrece. Si esto le sumamos las ventajas de algunos materiales como la pieza alveolada de porcelánico extruido Frontek del Grupo Greco Gres Internacional, el rendimiento mejora notablemente.

Sin embargo, es lógico preguntarse por qué elegir un sistema o un material antes que los demás. Por eso enumeramos una breve lista de ventajas que hacen que invertir en un sistema de fachada ventilada del Grupo Greco Gres Internacional merezca mucho más la pena que otras opciones existentes en el mercado.

  1. El proceso de montaje es más sencillo que la instalación de otros sistemas aislantes. Se trata de colocar en un muro soporte una subestructura portante mediante anclajes e ir colocando las piezas en esta subestructura.

Para su instalación se emplean métodos y herramientas simples de fácil uso y muy estandarizadas. Así mismo, otros sistemas como es el SATE, necesitan de la aplicación de productos químicos (adhesivos, puentes de unión, etc.), esta necesidad desaparece en las fachadas ventiladas, donde solo es necesario instalar el sistema mediante anclajes metálicos.

  1. Es un sistema más ligero. Si bien es posible construir fachadas ventiladas con multitud de materiales pétreos o cerámicos similares, nuestro sistema ofrece una excelente relación entre peso y cualidades técnicas. Las piezas extruidas Frontek cuentan con un sistema alveolar que refrigera y aligera la pieza sin comprometer su estructura, reduciendo su peso, y aumentando su versatilidad.

El metal, por su composición ofrece unos coeficientes de dilatación más altos y una mayor acumulación de temperatura, y la piedra, según el grosor empleado, es más pesada, no siendo apta para todas las fachadas, especialmente en casos de rehabilitación. Otros materiales como la madera o laminados pueden ser más ligeros que el porcelánico, pero carecen de su resistencia y durabilidad.

  1. Evita las humedades y la condensación. Una de las grandes ventajas de las fachadas ventiladas es la protección frente a las inclemencias del tiempo. En el sistema SATE, el aislamiento va adherido al soporte, no se genera cámara de aire y con el paso del tiempo puede penetrar agua y generar la aparición de humedades, debido a las precipitaciones o a la propia orientación del edificio e incluso pueden generarse patologías derivadas, como la presencia se eflorescencias, que provocarían el desprendimiento del mortero.

En el caso de las fachadas ventiladas, la mayor parte del agua de lluvia no afecta al cerramiento del edificio, ya que la fachada ventilada actúa como piel. Además, el agua o humedad que se pueda filtrar a la cámara de aire se evacuará rápidamente debido al efecto chimenea, obviando incluso la aparición de humedades generadas por la orientación de la edificación.

  1. Al ser un sistema modular es muy fácil de reparar o sustituir. Al contar con sistema de anclaje, las piezas pueden ser sustituidas de manera independiente. Cada una de ellas puede ser retirada, reparada o sustituida con gran rapidez y de manera sencilla.
  2. Las piezas extruidas Frontek, por su bajísimo índice de absorción de agua y su alta resistencia a las heladas, es un excelente elemento constructivo con un alto rendimiento como barrera de protección del edificio frente a los efectos que genera la exposición a las inclemencias del tiempo. Su coeficiente de dilatación térmica es también muy bajo por lo que son piezas adecuadas para instalarse en zonas que posean grandes oscilaciones de temperatura a lo largo del año. El porcelánico extruido posee una excelente resistencia a la abrasión y a las manchas, lo que permitirá que ofrezca su mejor aspecto durante muchos años con un mantenimiento mínimo.